es

Seleccione su idioma / país

Suiza

goeweil.ch

La joven familia de la Alta Austria ha cambiado completamente al ensilado de pacas redondas en su granja lechera ecológica.

Una joven familia apuesta por pacas de ensilado

De visita a la familia Schöftner en la Alta Austria

En la región austríaca de Mühlviertel, en un entorno idílico cerca de la frontera checa, se encuentra la heredad constituida en el año 1807 de la familia Schöftner, llamada popularmente "Lenz’n".
Desde 2010, la explotación es gestionada por Floran Schöftner, que cuenta para ello con la ayuda activa de su esposa Tina y su madre Rosi. Ya está asegurada también la sucesión: Luis, de un año, ya participa con ganas en la granja y pronto tendrá un hermanito
.

Desde siempre, el "Lenznhof" es explotado como granja lechera; en el año 2016, Florian decidió pasar a la producción ecológica. El factor determinante para el cambio no fue solo la constante presión sobre los precios. A Florian, de 31 años, siempre le molestaba tener que contaminar los recursos necesarios para la producción de alimentos de consumo diario con plaguicidas y pesticidas. Sigue estando muy satisfecho de su decisión: "El precio de la leche en el sector ecológico es relativamente constante, lo cual me permite vivir y aplicar mi filosofía de ganadería."
En la granja viven un total de 45 vacas lecheras. Contando la cría propia, se alcanzan unas 90 cabezas de ganado. En casa de los Schöftner también retozan 2 gatos.

El cambio del silo móvil al ensilado de pacas redondas

Para alimentar tantos animales se necesita una superficie suficiente.Con un total de 60 hectáreas de pastos, bosque y campos de cultivo, 30 de ellas en propiedad, se consigue cómodamente.
Sin embargo, el año pasado se planteó la cuestión de qué manera se iba a trabajar en el futuro los pastos. ¿Había que cambiar el silo móvil necesitado de saneamiento, o el tamaño de la explotación aconsejaba pasar al ensilado de pacas redondas? Precisamente estas eran las preguntas que Florian iba ponderando intensamente.

"Nuestro silo móvil ya tenía más de 25 años y se debía cambiar. Dado que, en un futuro cercano, tenemos previsto ampliar la granja y solo disponemos de un espacio limitado para esta ampliación, llegamos a esta idea del ensilado de pacas redondas. Además, en nuestra zona se necesitaría un silo móvil con techo para el invierno, lo que conlleva un elevado gasto económico. Personalmente, también nos importa mucho mantener nuestra independencia con nuestro proyecto de ampliación y evitar tener que recurrir a contratistas de maquinaria y conjuntos picadores. Cuanto más grande sea el silo móvil, más trabajadores se necesitan al introducir el ensilado. En el pasado, ya necesitábamos siempre al menos 3 personas en esta fase.
Finalmente, nos decidimos por el ensilado de pacas redondas.

Ahora podemos trabajar tranquilamente entre dos personas o, si es necesario, incluso yo solo; simplemente, nos proporciona un flexibilidad mucho mayor. También desde el punto de vista económico, la inversión en la prensadora y envolvedora resulta rentable a lo largo de los años."

Con toda seguridad, un aspecto esencial a la hora de tomar la decisión fue la posibilidad de probar la prensadora y envolvedora durante una temporada. "Con la empresa Göweil, todo se desarrolló sin complicaciones. Nos desplazamos una vez a la empresa, lo comentamos todo y acordamos el precio por paca si, finalmente, nos decidiéramos en contra de la adquisición. Luego, en realidad, no nos hizo falta una temporada entera para darnos cuenta que era exactamente lo que nos convenía a nosotros y a nuestra explotación. Con Göweil apreciamos especialmente el toque humano: el cliente sigue siendo lo principal y no un mero número. Si surge algún problema, el equipo de servicio técnico responde inmediatamente, incluso en domingos y festivos. Además, nos convencieron la calidad de corte de la prensa, así como todos los conocimientos a nivel del desarrollo de la empresa Göweil.

El primer año ya prensamos 800 pacas y quedamos muy satisfechos. En la agricultura ecológica, la calidad perfecta del forraje es esencial. Según nuestra experiencia, esta se consigue mejor con pacas de ensilado. Desde el cambio hemos podido aumentar el rendimiento lácteo. Simplemente es óptimo para nosotros."

 

"Soy mi propio jefe y me puedo sentir realizado cada día de nuevo"

Florian ha convertido su afición en su profesión. Después de su formación como cerrajero trabajó durante 5 años en este oficio, antes de dedicarse plenamente a la agricultura. "Aprecio mucho la flexibilidad extrema, ya que puedo decidir yo mismo qué se hace y cuándo. En los próximos años quiero ampliar las superficies de establo y añadir unas 30 vacas más. Esto demuestra que disfruto realmente de lo que hago aquí y quiero desarrollarme en este ámbito. Aquí soy mi propio jefe y me puedo sentir realizado cada día de nuevo.
Sobre todo, desde el nacimiento de nuestro hijo me di cuenta de lo feliz que me siento con mi decisión de ser ganadero. Veo a mi hijo por la mañana, al mediodía y por la noche y, si quiero, incluso entre medio. Otros padres se van a trabajar por la mañana cuando los niños aún están durmiendo y llegan a casa cuando ya están en la cama."

Florian no se ha arrepentido ni por un minuto de su decisión de dedicarse a la agricultura.
Tina es madre en cuerpo y alma. Ella también se ha comprometido con la agricultura.

Tina reafirma la opinión de su marido. Esta peluquera de formación, que trabajó después como operadora de grúa, conoce muy bien los retos que plantea encontrar el equilibrio entre la profesión y la agricultura.
"Yo solía trabajar por turnos. Y después venía el trabajo en la granja. Realmente era muy duro. Sobre todo, no echo de menos los desplazamientos diarios. Mientras otros se encuentren en los atascos de camino al trabajo, nosotros ya estamos trabajando en el establo."

Hace 3 años, Tina consiguió el título profesional en agricultura y dejó su empleo para dedicarse por completo a su explotación. Dentro de poco, la pareja tendrá su segundo hijo.

FacebookYoutubeInstagram Contactar ahora