es
Contratistas Gumpitsch de Lienz/Tirol Oriental

Funcionamiento continuo durante la cosecha de maíz

Una visita al equipo de Gumpi en Stadtlerhof, en Lienz/Tirol Oriental

"Algunos nos llaman locos, yo prefiero decir especiales", dice riendo Hans Gumpitsch, contratista de Dölsach en el distrito de Lienz. Desde hace casi 20 años el fundador de la empresa y su equipo, ofrecen servicios en todos los ámbitos de la ingeniería agrícola, la siembra, el cuidado, la cosecha, la tecnología de residuos y los servicios municipales y el transporte.

Hace siete años, el jefe amplió su oferta y ofreció además el prensado de pacas de maíz. Detectó el gran potencial de mercado, especialmente para sus agricultores con una agricultura de pequeña estructura. Estos agricultores están mejor servidos con el almacenamiento de pacas. Muchos tienen pacas de ensilado de hierba, con la misma técnica pueden transportar las pacas de maíz, abrirlas en el establo y usarlas directamente para la alimentación. La VARIO-Master se adapta perfectamente a las necesidades de los agricultores. Esta prensadora y encintadora de GÖWEIL permite encintar pacas de diferentes tamaños. "Tenemos explotaciones más pequeñas, por ejemplo con la cría de ovejas, que necesitan pequeñas pacas de maíz. Y luego hay granjas que necesitan una ración de 1.400 kilos al día, que luego consumen una paca grande diaria ", explica Hans Gumpitsch. Mientras tanto, el equipo de Gumpi con seis máquinas de GÖWEIL, atiende a los clientes en un radio de más de 200 kilómetros alrededor de la capital del distrito de Tirol Oriental.

La cosecha de maíz es la hora punta de todo el año en Gumpi. Tiene una duración máxima de ocho semanas. El cultivo más tardío de la primavera y las condiciones meteorológicas del verano plantearon a Gumpi 2021 un reto especial . Este año, el equipo tuvo que ocuparse de toda la cosecha de maíz de los clientes en 10 días. Además, han tenido que hacer más pacas en este corto espacio de tiempo que en toda la temporada de hace tres años. Se condujo durante todo el día. Esto requiere no sólo una gran voluntad de trabajo, sino también máquinas potentes.

Las necesidades especiales requieren socios especiales

Desde la ampliación de su oferta, este contratista trabaja con prensadoras y encintadoras VARIO-Master de GÖWEIL. "Hace siete años nos llegó el prototipo de la VARIO-Master. Hemos tenido la suerte de poder seguir desarrollándolo junto con GÖWEIL", recuerda Gumpi el primer empleo de esta máquina. Para él es muy importante, tener un socio que está dispuesto a seguir aprendiendo. Las buenas ideas y sugerencias de mejora de los clientes se recogen en GÖWEIL y se incorporan sencillamente a la máquina.

Según Gumpi, la decisión a favor de GÖWEIL tiene varias razones. Para él, no hay ningún equipo comparable que esté listo para su uso tan rápidamente. También la estabilidad es insuperable. El cálculo del precio se basa, por supuesto, en la vida útil de una máquina. Según Gumpitsch, esto está muy por encima de la promesa del fabricante. Y la competencia de GÖWEIL para resolver problemas es única entre todos los socios que Gumpi conoce. No hay un minuto de los siete días de la semana en que la empresa GÖWEIL no esté localizable. En tres ocasiones, el equipo de Gumpi tuvo el problema de que necesitaba rápidamente un repuesto que no estaba en stock. Un empleado del servicio técnico de GÖWEIL se desplazó para reunirse con el equipo de Gumpi y, en cuatro horas, las máquinas volvieron a estar listas para su uso.

El equipo de Gumpi: Profesionales del sector del transporte y la agricultura

Hace 35 años, este hombre de 50 años empezó a comercializar directamente la leche en su explotación de Stadtlerhof. Fue uno de los primeros en Austria en pasteurizar la leche. En 1993, empezó a trabajar como contratista y, por tanto, cada vez tenía menos tiempo para la venta directa en la granja. Para Hans Gumpitsch, el atractivo de su trabajo reside en que mueve cosas que no son cotidianas, realiza tareas y consigue retos que no son cotidianos y lo hace con un equipo que tampoco es cotidiano. "¡Por eso siempre decimos que somos especiales! Somos un buen equipo que está contento de hacer su trabajo. No se mira el reloj para ver si terminamos pronto. Se trata del objetivo común de hacer bien el trabajo. Somos proveedores de servicios y eso con el corazón y el alma", dice Gumpitsch con orgullo.

Los empleados son el mayor activo de Hans Gumpitsch. Son lo más importante para la planificación de todo el año: "Ellos saben que tienen que darlo todo durante la cosecha de maíz. Nosotros, en la familia, también lo vivimos y damos ejemplo. Esto significa que no dormimos más de dos o tres horas en ese tiempo. Y uno de nosotros, también siempre está disponible. Eso es lo que representamos y eso es una ventaja cuando tienes un equipo. Por eso nos llamamos el equipo de Gumpi".

Igualmente importante para Gumpi es la cooperación con otros socios. El equipo de Gumpi se centra en las pacas. El transporte y el triturado son realizados por otros proveedores de servicios profesionales. Conocen las condiciones locales y las necesidades de los clientes. Esto hace que todo sea más fácil de gestionar en una fase de estrés.

La explotación de Hans Gumpitsch incluye unas 40 vacas lecheras, una cría interior de terneros de montaña y una cría de bueyes de montaña. El equipo de Gumpi está formado por 21 personas. La flota consta de 15 tractores, dos cargadoras de ruedas y un cargador telescópico. Recientemente, dos tractores dorados han adornado también su flota de vehículos, una idea de sus dos hijos para su 50 cumpleaños.

FacebookYoutubeInstagram Contactar ahora