es

Seleccione su idioma / país

Suiza

goeweil.ch

La LT-Master permite prensar y envolver perfectamente los materiales más diversos.

El forraje óptimo

para una producción rentable de leche y carne

 

En la ganadería lechera y de engorde, el alimento adecuado es fundamental para obtener una excelente calidad y una producción rentable.
Debido a su complejo sistema estomacal, los animales tienen unas necesidades enormes de nutrientes y otros componentes alimentarios. Una alimentación óptima y perfectamente adaptada a las necesidades de los animales consigue unos animales sanos y vitales que son netamente menos propensos a contraer enfermedades e infecciones.
Sin embargo, estas altas exigencias cuestan también dinero. Así, el coste del alimento representa, en los dos ámbitos, la mayor proporción de los gastos corrientes.

No es posible valorar de manera global qué alimento es el mejor para los animales. Existen innumerables recomendaciones para la alimentación; sin embargo, estas van cambiando regularmente debido a los continuos avances de la investigación.
También el presupuesto de la explotación concreta determina qué alimentos se utilizan finalmente.

Con el fin de ofrecerle una pequeña visión de conjunto de los distintos tipos de alimento presentaremos aquí, de manera un poco más detallada, los materiales más usuales:

Ensilado de maíz:

El ensilado de maíz se prepara con la planta de maíz entera y representa uno de los materiales de forraje más importantes para rumiantes con un rendimiento lácteo elevado. El forraje suministra nutrientes particularmente energéticos en forma de almidón de los granos de maíz aplastados y aporta, además, un elevado contenido de fibra bruta. De esta manera, el ensilado de maíz ofrece las condiciones óptimas para alcanzar el máximo rendimiento lácteo o de engorde. A temperaturas superiores a 15 grados centígrados, la calidad del forraje se puede ver mermada por la elevada actividad de microbacterias. Por este motivo se requiere una compactación muy elevada durante el proceso de prensado para conseguir una conservación óptima y la máxima calidad del forraje.

Ensilado de hierba:

El ensilado de hierba es el forraje básico más importante para los rumiantes. En el caso óptimo, el forraje se compone de gramíneas, hierbas y trébol. Las clases de hierba con un contenido de azúcar elevado garantizan el buen desarrollo de la fermentación.
Con hierbas con un contenido elevado de fibra bruta se debe prestar atención a conseguir la densidad de prensado más alta posible para poder procesarlas de manera óptima.

TMR - ración total mezclada:

Una TMR contiene una mezcla equilibrada de alimento básico y concentrado. La proporción de materia seca y el contenido energético están perfectamente adaptados. Las raciones TM muestran un efecto muy positivo en el rendimiento lácteo y la salud del animal. Para el almacenamiento de TMR se mezclan los ensilados fermentados y se vuelven a guardar en el silo.

CCM:

CCM (Corn-Cob-Mix) es un excelente forraje energético, compuesto del raquis y los granos de la mazorca de maíz. Se utiliza para la alimentación de cerdos, ganado bovino y otros rumiantes pequeños. El ensilado de CCM ofrece la máxima concentración energética gracias al plus de almidón y una relación de precio y rendimiento muy favorable en comparación con los piensos concentrados convencionales. El aplastamiento de los granos de maíz confiere una mayor estructura al pienso y facilita su consumo por el ganado. Por su forma compacta, las pacas de ensilado de CCM son perfectamente manejables y óptimas para el suministro de pequeñas cantidades de alimento.

El ensilado de maíz ofrece las condiciones óptimas para alcanzar el máximo rendimiento lácteo o de engorde.Una paca perfectamente prensada asegura la conservación y la calidad óptima del forraje.El ensilado de hierba es el forraje básico más importante para los rumiantes.
El ensilado de alfalfa no solo es uno de los principales componentes básicos del forraje; además, ofrece una alta seguridad de rendimiento.El ensilado de remolacha es altamente digestivo y, sobre todo, muy sabroso.La exclusión rápida del aire, así como la compactación elevada son enormemente importantes para el ensilado integral de plantas de cereales.

Ensilado de alfalfa:

Junto al ensilado de maíz, el ensilado de alfalfa es uno de los principales componentes básicos del forraje en la alimentación de ganado bovino. El elevado consumo de forraje y la eficacia estructural especialmente buena contribuyen a alcanzar un rendimiento lácteo considerable de la vaca. El cultivo de alfalfa ofrece una alta seguridad de rendimiento y mejora, además, la calidad del suelo. Sin embargo, debido a su bajo contenido de azúcar, la alfalfa es muy difícil de conservar con los métodos convencionales.
En el procesamiento de pacas redondas se debe prestar atención, sobre todo, a la exclusión rápida del aire y a la compactación óptima.

Ensilado de remolacha:

Los ensilados de pulpa prensada de remolacha azucarera se distinguen por su contenido energético muy elevado. Son altamente digestivos y convencen por su buen sabor. Este ensilado representa un complemento ideal para el ensilado de hierba, dado que muestra un balance de nitrógeno ruminal negativo y compensa así el balance proteico en el rumen. El contenido de ácido láctico y, en consecuencia, la acidez total de los ensilados de pulpa prensada de remolacha son muy reducidos. Por este motivo, una buena compactación y un procesamiento limpio en estado todavía caliente es esencial para obtener un ensilado de buena calidad.

Ensilado integral de plantas de cereales:

Los ensilados integrales de plantas de cereales se preparan generalmente con cebada, trigo o triticale. Su cultivo ofrece una gran seguridad de rendimiento y ventajas a nivel de la siembra. Sin embargo, los cereales tienen un contenido energético muy reducido y son difíciles de ensilar con los métodos convencionales.
En la producción de pacas corresponde una importancia especial a la exclusión rápida del aire y la compactación elevada.

 

Forraje de una calidad óptima con los productos de Göweil

 

Tanto la rotoempacadora G-1 F125 como toda la tecnología de envoltura de Göweil son herramientas excelentes para producir un ensilado con una calidad óptima.
Sin embargo, en esta temática cabe destacar, con toda seguridad, especialmente la LT-Master – la prensadora y envolvedora por definición para pacas redondas. Esta máquina permite producir pacas redondas perfectamente prensadas y envueltas, no solo con maíz, sino también con CCM, alfalfa, pulpa de remolacha azucarera, cereales, piensos compuestos, así como con materiales aprovechables en el ámbito industrial, tales como, por ejemplo, virutas de madera y basura.

Con el eficiente proceso de ensilado de la prensadora y envolvedora LT-Master, las ventajas son evidentes:

  • Conservación óptima y máxima calidad del forraje gracias a la compactación muy elevada durante el proceso de prensado
  • Exclusión especialmente rápida del aire en el proceso de prensado y envoltura optimizado
  • Proceso de producción absolutamente limpio, sin ningún tipo de contaminación del forraje
  • Sin riesgo de fermentación o calentamiento posteriores
  • Pacas redondas de máxima calidad, prensadas y envueltas de manera óptima, que se pueden almacenar fácilmente y son muy manejables, además de ser utilizables también en explotaciones ganaderas más pequeñas.

 

Si quiere saber más al respecto, su personal de contacto le asesorará con mucho gusto: Contactar ahora >>

 

FacebookYoutubeInstagram Contactar ahora