es

Seleccione su idioma / país

Suiza

goeweil.ch

Las pacas de ensilado tienen un tamaño práctico y una buena calidad del forraje.

El ensilado de pacas es rentable

En la actualidad, la ganadería moderna ya no se puede imaginar sin el ensilado. Esta técnica que, hace unas cuantas décadas, era todavía en gran parte desconocida en nuestra zona se ha convertido en algo habitual. Sin embargo, mucha gente no sabe que el ensilado tiene una historia muy larga.

Un breve recorrido por la historia del ensilado

El término «silo» se deriva de la palabra griega «siros», que denomina originalmente un almacén de forraje hermético subterráneo.

Alrededor del 7000 a.C., ya se guardaban probablemente cereales en este tipo de almacenes. En excavaciones en Egipto y Cartago se encontraron, además, unos silos que fueron utilizados aprox. 1000-1500 a.C.

A partir del siglo XIX se fueron ensayando y desarrollando nuevos métodos, aunque, a menudo, los resultados no fueron los esperados.

En el año 1877, un agricultor francés publicó entonces el primer manual sobre el tema del ensilado. Sobre todo en Inglaterra, Irlanda y Escandinavia, la técnica de ensilado se fue perfeccionando a partir de los años 20 del siglo pasado. Hacia finales de la década de los 80 se produjeron en Austria las primeras pacas redondas de ensilado de hierba. Sin embargo, este procedimiento aún se topó con mucho escepticismo. Pero en creciente medida fue quedando claro, y demostrado científicamente, que el forraje obtenido de esta manera posee un valor nutritivo muy elevado y una gran calidad. Por este motivo, muchas explotaciones se plantearon pasar del sistema de silo elevado, cada vez menos utilizado, al ensilado de pacas o a los silos móviles.

Los silos elevados se ven cada vez menos.

Los diferentes tipos de ensilado y sus ventajas e inconvenientes

Seguramente, los procedimientos de ensilado más conocidos son el ensilado de pacas, el silo móvil, el silo tubular y el sistema de silo elevado, que se utiliza cada vez menos. El procedimiento adecuado depende de numerosos factores, p. ej., la zona y el tamaño de la explotación.

 

Silos móviles y tubulares

Precisamente en explotaciones grandes, los silos móviles y tubulares siguen siendo muy populares. En el fondo, estas variantes también pueden ser muy rentables, aunque conlleven algunos inconvenientes.

El silo móvil es apropiado principalmente para explotaciones grandes y tiene numerosos inconvenientes.

La construcción de este tipo de silos requiere grandes inversiones. Además, es importante elegir un tamaño adecuado en el momento de su construcción; sin embargo, este depende del número de animales que se deberán alimentar, por lo cual se necesita tener en cuenta también la evolución futura.

Además, hay que considerar qué tipo de forraje se utilizará. ¿Cuáles serán las raciones diarias de forraje? ¿Cuántos días de alimentación anuales habrá?

Si no se estudian a fondo estos factores, puede ocurrir que los silos móviles no se llenen lo suficiente, por lo cual el proceso de fermentación no se puede desarrollar correctamente. Al retirar forraje es más fácil que se produzca una fermentación posterior, con la consecuencia de importantes pérdidas de nutrientes.

Ensilado de pacas

Sin duda, el procesamiento del forraje en pacas de ensilado ofrece muchas ventajas. Si se aplica una práctica de ensilado correcta y profesional, las unidades de forraje tienen una alta calidad y un tamaño práctico.

A diferencia de lo que ocurre con el silo móvil, no se necesita temer pérdidas de nutrientes al abrir el producto ensilado, dado que las pacas son consumidas rápidamente, con lo cual una fermentación posterior es prácticamente imposible por falta de tiempo.

Especialmente en zonas montañosas, la paca de ensilado demuestra sus ventajas. La alta flexibilidad del procedimiento permite reaccionar a diferencias en la fecha de maduración y la calidad, realizando el ensilado siempre en el momento óptimo. También permite ensilar con seguridad pequeñas cantidades cosechadas.

Además, el almacenamiento es muy sencillo. No se requiere ningún tipo de construcciones, sino únicamente una superficie firme y limpia. Más información sobre este tema >>

 

 

Otra ventaja es que la manipulación de las pacas de ensilado no presenta complicaciones. Como recipientes de fermentación cerrados, las pacas de ensilado se pueden manejar y transportar cómodamente.

El ensilado de pacas con lámina de recubrimiento goza de una creciente popularidad.

¿Está interesado en el ensilado de pacas?

Descubra ahora productos para el procesamiento de ensilado >>​​​​​​​

Su persona de contacto le asesorará con mucho gusto sobre el tema: Contactar ahora >>​​​​​​​​​​​​​​

FacebookYoutubeInstagram Contactar ahora